Ha sido un verano atípico para todos pero aún así no ha faltado el engorile!